Ranos 54-55
Ranos 54-55

FUENTE DE PIEDRA

Los corresponsales de prensa durante

la Segunda República

           Hoy, que vivimos en la era de las comunicaciones, el mundo de internet y las redes sociales es posible mandar un mensaje al último rincón del mundo en cuestión de segundos (siempre que haya cobertura, claro está), y recibir información en tiempo real de lo que está ocurriendo en cualquier punto del planeta; es algo que tenemos tan asumido que cuando echamos la vista atrás y pensamos cómo se las arreglarían nuestros antepasados se nos antoja que estarían aislados, ajenos a lo que ocurría en la esquina de enfrente y con conocimiento tardío de las noticias. Pero realmente no era así. Para muestra un botón. Veamos cómo se las apañaban, informativamente hablando, los villafontenses de hace casi un siglo, durante la Segunda República, a pesar de ser Fuente de Piedra un pueblo pequeño, que no alcanzaba los 3.000 habitantes y situado en los confines de la provincia de Málaga.

         La década de 1930-1939 es de tiempos revueltos, muy agitados, pero las noticias circulan con relativa fluidez llegando a los periódicos y revistas más importantes de la Nación. Cada uno de estos medios de prensa escrita contaba con un corresponsal en Fuente de Piedra, que se encargaba de hacerle llegar las noticias más relevantes a sus respectivas redacciones. Otra cuestión es que las publicaran o no. He aquí cada uno de esos corresponsales y la prensa que asistía.

         El que atendía más publicaciones, con diferencia sobre el resto fue Rafael Alarcón León, vecino domiciliado en la calle Pardo Casasola nº 9, (hoy calle Pepín Acuñas) que facilitaba información a los siguientes diarios, todos ellos de corte conservador en el momento que tratamos:

         -ABC, que ocupaba el liderazgo de la prensa conservadora.

         -La Nación, diario monárquico, de ultraderecha y filofascista.

         -El Debate, impreso por la Editorial Católica y de línea abiertamente germanófila.

         -Ahora, vinculado al centro político y en el que escribieron ilustres personajes de nuestra literatura como Unamuno, Valle-Inclán, Baroja, Madariaga, Villaespesa, Gómez de la Serna, etc.).

         -Luz, diario de ideología republicana.

         -Unión Mercantil, diario vespertino malagueño cercano a posiciones monárquicas.

         -El Cronista, estrechamente relacionado con el partido conservador y primer diario de la derecha malagueña.

         Salvo el diario Luz, de ideología republicana, el resto lo era de corte conservador y, como decíamos más arriba, todos ellos fueron asistidos informativamente sobre los sucesos de relevancia en el municipio por el Sr. Alarcón.

         Otros corresponsales villafontenses informaron a un solo diario como Antonio Martos Ruiz, domiciliado en la calle Campillos, que lo hacía con el periódico de izquierda moderada La Tierra (al que el diario La Mañana, de línea conservadora, consideraba «el periódico del escándalo y la provocación»).

             Antonio Martos (hijo del anterior), con residencia en el nº 21 de la calle Obispo Spínola (hoy calle La Iglesia) atendía al Heraldo de Madrid, periódico que se inicia como liberal y evoluciona a una postura republicana de izquierdas en el tiempo que tratamos y uno de los más vendidos en su época.

         El diario El Popular, afín al Partido Republicano Radical (PRR), se surtía de la información facilitada por Juan Castillo Amaya, que lo hacía desde el nº 10 de la calle Los Carros (hoy Ntra. Sra. de Las Virtudes) y desde el nº 2 de esa misma calle, Diego Pachón Castro informaba al diario extremista y radical La Razón de Antequera.

         Tal vez hubiese algún corresponsal más que ha quedado olvidado. Sin embargo, como podemos comprobar, dentro del amplio abanico ideológico de publicaciones vigentes, la cobertura informativa villafontense no podía ser más completa.

Francisco Muñoz Hidalgo

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© generacion-ranos54-55.com