Ranos 54-55
Ranos 54-55

 

FUENTE DE PIEDRA

Escultura Religiosa

 

11

LA VIRGEN DE LAS VIRTUDES

 Patrona de Fuente de Piedra

 

Cuando el pueblo actual aún no se había levantado, treinta años antes, es decir, en 1513, aún estaba vigente la prohibición de edificar en el solar que hoy ocupa el municipio. Sin embargo, se dio licencia a un ermitaño (que se convertiría así en el primer habitante de la posterior población llamada Fuente de la Piedra) para que se construyese  “casa anexa a la ermita existente”. Si por una parte analizamos lo anterior detenidamente, y por otra sabemos que desde la “reconquista” estaba prohibido todo tipo de construcción, esa “ermita existente” estaba ya construida y por lo tanto hablaríamos con más propiedad si dijéramos “mezquita existente”, a juzgar por el culto que celebraban sus anteriores moradores, expulsados en 1462 por Rodrigo Ponce de León tras la batalla del Madroño.

 

Pues bien, aquel ermitaño, llamado Pedro de la Cámara,1 se dedicó en cuerpo y alma a cuidar la ermita, atender a los enfermos y rezar a la Virgen de las Misericordias, que fue la advocación que se trajo de Antequera para su veneración. Pero los enfermos que iban a pedir por su salud entendían que aquella fuente milagrosa sólo podía adquirir sus virtudes gracias a aquella bendita Virgen, de ahí que empezaran a llamarla la Virgen de las Virtudes. No de la Virtud, de las Virtudes, en plural puesto que el agua medicinal curaba múltiples dolencias. El paso del tiempo hizo el resto; el epíteto Misericordias cayó en olvido y se impuso el de Virtudes, quedando el testimonio de la primera advocación sólo en los libros y documentos del obispado malagueño.

Imagen de Nuestra Señora de las Virtudes, obra de Andrés de Carvajal

 

     La imagen de la Virgen de las Misericordias, a juzgar por el momento y el lugar, creemos que debió responder a una talla renacentista similar a las que circulaban en la zona a principios del siglo XVI. Poco más podemos añadir, salvo especular con su baja calidad, lo que propiciaría que dos siglos más tarde se encargase a Andrés de Carvajal la talla que durante otros dos siglos fue objeto de culto hasta su desaparición en 1936

Ntra. Señora de las Virtudes procesionando. (Obra de A. Carvajal) Al fondo C/ El Castillo

 

      Decíamos que la baja calidad de la talla pudo ser uno de los motivos que indujeron a la renovación de la imagen y el otro, con más peso: el cambio de advocación. Hasta 1671 no se consigue, oficialmente,4 el cambio del epíteto Misericordias por el de Virtudes, vinculando este último al Lugar5 de Fuente de la Piedra.  

Ntra Sra de las Virtudes de Carvajal, con manto

 

     Estos motivos –entendemos-, serían suficientes para que la población existente en Fuente de la Piedra encargase la confección de una talla que aglutinara el sentir de los villafontenses en aquel momento.

Ntra. Sra de las Virtudes, obra de Navas Parejo

 

     La talla del escultor del círculo antequerano y escuela granadina Andrés de Carvajal respondía a un modelo del siglo XVIII, barroco tardío, de gran mérito, desaparecida en 1936, dos meses antes del inicio de la Guerra Civil Española.3 

Imagen de Ntra. Sra. de las Virtudes, obra de Navas Parejo

 

 

Para reponer la imagen desaparecida se mandó tallar  la actual. Corrió a cargo del escultor granadino Navas Parejo, que se inspiró en la obra de Carvajal.

 

El artista consiguió una similitud notable respecto del original, si tenemos presente que sólo contó con unas fotografías en blanco y negro, lo que impedía captar los colores y como agravante, un manto le ocultaba el cuerpo, por lo que hubo de basarse en referencias orales. Respecto del tamaño, ésta es 1/3 mayor que la que se perdió.

Detalle de la imagen sin corona

 

     La imagen, fusiforme, responde a la tipología de imágenes de la antigua escuela y seguidores de Alonso Cano (Granada). Tallada en madera y policromada, sus dimensiones son algo menores al tamaño natural. Representa a la Virgen con el Niño en brazos. La premura en su elaboración exigió una restauración posterior, que se llevó a cabo en 1967 de la mano del escultor sevillano Francisco Buiza que la limpió, policromó y añadió en su base el símbolo mariano de la media luna y una pareja de angelotes.2

La Patrona de Fuente de Piedra, bajada del camarín los días previos a procesionar

 

       La imagen incorpora en su talla la túnica, dorada y policroma y el manto que rodea con gracia la cintura de la Virgen, resaltando unos tenues azules sobre fondo verde oscuro.

Imagen de Ntra. Sra. de las Virtudes tras la restauración de F. Buiza

 

 

El Niño es una pequeña imagen expresiva en la que el artista consigue la idea de movimiento, que contrarresta parte del estatismo de la Madre.

 

Entre sus enseres, la patrona cuenta con:

  • Dos juegos de corona, cetro y potencias, uno en plata, de diario y otro, para las festividades, de plata, enriquecida y bañada en oro. 

       Del primer juego, el cetro y las potencias pertenecieron a la imagen que se perdió en la contienda del 36 y se salvaron al formar parte del ajuar de procesión y no estar instaladas. Lo mismo ocurrió con la corona pero que, si bien llegó hasta nosotros,  fue vendida por el párroco del momento, motivado a que al ser de mayor tamaño la imagen que Navas Parejo hizo tras desaparecer la de Andrés de Carvajal, la corona quedaba desproporcionada sobre el conjunto. Al mismo tiempo se adquiría otra, la actual, también de plata que, si por una parte tiene mérito artístico, por otra, no tuvo para los villafontenses del momento el valor sentimental que poseía la que se vendió.

Corona de plata actual, adquirida tras la venta de la corona antigua por quedar

desproporcionada sobre la imagen de Navas Parejo.

 

      El segundo juego, obra de Cristóbal Martos, fue labrada artesanalmente en 1989 con motivo de la Coronación Litúrgica. Es de estilo barroco, sin imperiales y resplandor del mismo estilo y metal. Completa el conjunto las potencias del Niño y el cetro que porta la Madre en su mano derecha, también con las mismas características.

 

    Tras la imagen de la patrona, este segundo juego de corona, cetro y potencias es el objeto artístico que posee mayor valor sentimental para los villafontenses, pues la mayoría de los vecinos han donado la materia prima que, una vez fundida, fue moldeada para su labrado con motivo, repetimos, de la Coronación Litúrgica que tuvo lugar el 15 de octubre de 1989.

 

 La patrona cuenta con una excelente colección de joyas (pulseras, cadenas, anillos, etc.) donados por villafontenses devotos, constituyendo un rico patrimonio que anualmente se ve incrementado.

 

 

 

Fragmento de “Historia Temática Villafontense”

Capítulo.- ESCULTURA RELIGIOSA:

Virgen de Las Virtudes

por Francisco Muñoz Hidalgo

(Obra en composición)

 

 

 

1.- Sobre este ermitaño y su historia puede consultarse el capítulo Pedro de la Cámara, en el bloque Personajes con Historia

2.- Aunque la imagen sólo debía ser limpiada y policromada, Buiza atendiendo, bien a su criterio, bien a alguna orden que no podríamos documentar, modificó parte de la fisonomía juvenil de la talla de Navas Parejo, diferencia fácilmente observable al comparar ambas imágenes. El importe de la restauración ascendió a 14.000 ptas. y  el traslado de Sevilla a Fuente de Piedra  350 ptas.

3.- Esto ocurría el miércoles 13 de mayo de 1936, día en que la parroquia fue saqueada y las imágenes y otros objetos de culto destruidos.

 4.- Oficialmente el epíteto Virtudes aparece por primera vez en 1671, momento en que se produce el cambio de advocación, pleno jure, y tras salvar las trabas y dificultades que el obispado puso.

5.- Se dice Lugar por ser esta la categoría en que quedaba clasificado el núcleo urbano por su número de habitantes, y ser un  arrabal de Antequera).

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© generacion-ranos54-55.com