Ranos 54-55
Ranos 54-55

FUENTE DE PIEDRA

 

Servicios Públicos

31

LAS CALLES

 

Calles y callejas, tienen orejas

(Anónimo)

A partir de los documentos más antiguos que se conservan, su relación con otros posteriores y estableciendo varios hitos hasta nuestros días, hemos llegado a conocer los distintos nombres que tuvieron las primitivas  calles del municipio, su antigüedad, los cambios de nominación que sufrieron, en qué momento se hizo dicho cambio y la razón que lo motivó. El conjunto nos permite recomponer los distintos planos urbanísticos de la actual Fuente de Piedra a lo largo de la historia, desde sus orígenes en 1547 a la actualidad.

Es la Plaza de la Constitución --tradicionalmente conocida como “El Prado”, “El Parque” o “La Plaza”, y en cuyo recinto se levanta la “fuente de la piedra”--, el eje a partir del cual se orientarían las viviendas. Las casas daban su espalda al Prado, es decir, que la fachada principal de las situadas en el margen izquierdo se orientaban a la actual calle Pepín Acuñas, popularmente conocida como calle “La Posá”,1 y las de la derecha a la actual calle La Fuente, siendo la parte trasera de dichas viviendas, o sea, los patios, los que lindaban al Prado, al que se accedía a través de los llamados postigos, algunos de los cuales aún se conservan, siendo ésta la puerta por la que las bestias accedían directamente al agua de la “fuente de la piedra”, sin tener que cruzar el interior de la vivienda.

Le siguió la actual calle Nuestra Señora de las Virtudes, que desde su nacimiento fue conocida como calle Los Carros, el Barrio Bajo, la calle Los Solises y, por supuesto, la manzana de casas a ambos lados de la actual calle Ancha, dando origen al Castillo y La Callejuela de una parte y la calle del Cuartel, más tarde Fábrica (por estar en ella la fábrica de la luz) y hoy llamada calle La Iglesia, y que empezó siendo un callejón al que se llamó popularmente Callejón de los Humildes. Ninguna de estas manzanas alcanzaba la dimensión que hoy tienen. Ni ésta ni aquélla cerraban tan al sur, es decir que La Sota quedaba aislada al igual que la casería del Conde del Castillo de Tajo. El templo parroquial ponía fin al pueblo por poniente. La casería de los Marqueses de Fuente de Piedra no se levantó hasta la primera mitad del siglo XIX. Sí, en cambio, aunque aislada del núcleo de viviendas, ya existía la casería de los Casasola, (más conocida como casería de Pardo), que ponía límite al pueblo por el norte. El pueblo siguió creciendo por el noreste y ya en pleno siglo XX lo haría por el sur y el oeste para, en las postrimerías del siglo, urbanizarse el norte hasta las Higuerillas, el sur hasta escasos metros del Monte, ocupando parte de La Noria, junto al camino de la Fuente Santa; por el este hasta Los Corralones; el sureste, saltando la circunvalación de la antigua carretera de Sevilla-Málaga, urbanizando el cerro del Calvario, bajo el nombre Los Almendros. Por el suroeste se urbaniza el Retamar, en tanto que el nordeste, prolongación de la Haza las Quince, describiendo un arco alcanza hasta Los Castillejos al noroeste.  

Las calles más céntricas  son las que más se beneficiaron de los arreglos que continuamente se han venido haciendo, aunque no contase siempre con la total aprobación de los vecinos en cuanto a la forma de llevarlo a cabo. Es el caso de la calle El Castillo, que tuvo su arreglo a mediados de 1848 y presentaba un aspecto muy distinto al que hoy vemos. En principio, el solar que separaba las casas de ambos lados presentaba ciertos desniveles que los vecinos exigieron se arreglase. Se acordó que se arrimaría la cantidad de piedra suficiente para empedrarla y se taparía por ambos costados,2 y aunque no se llevó a efecto ese año,  sí en los siguientes. Fue el  primer paso. Pero un paso que traería algunos problemas.

La obra consistió en el levantamiento de la pared de la C/ El Castillo, en ambos lados, (donde hoy se ubica la Oficina de Información  y Turismo) y el siguiente desnivel hasta la explanada de la “fuente de la piedra”. Una vez emprendida se originaron ciertas quejas puesto que el Ayuntamiento, al no disponer de recursos económicos para financiar la empresa, grabó con un  impuesto a los vecinos que se iba a beneficiar directamente de la obra. Los vecinos protestaron ante el gobierno civil, que se dirigió al Ayuntamiento en los siguientes términos:

“Habiendo entendido que además de haber V. dispuesto el empiedro de las fachadas de las Casas hasta la corriente de las calles de esa población escijiendo un importe a los vecinos esta V. apremiando a Arcadio Fernandez y otros para el pago de la obra de una pared levantada o variada, sin que para todo esto haya precedido la competente autorizacion del Sr. Jefe Superior Político de la Provincia en vista de espediente formado al efecto; á su consecuencia ordeno a v. que suspendiendo los procedimientos y sin exigir cantidad alguna a los vecinos por este concepto me remita inmediatamente la autorizacion o expediente formado para obtenerla.”3

El alcalde contestó con buen criterio a juzgar por lo que él mismo justificó:

“Alcaldía C. Por Arcadio Fernandez de esta vecindad se me ha entregado un oficio de V.S. fecha de ayer referente a la obra de una pared levantada en la Calle del Castillo de este pueblo. En su consecuencia debo esponer a V. S. como hago que efectivamente se han empedrado las fachadas de las Casas del mismo, no hasta la Corriente de las aguas, sino las varas que marca la ley, a costa de sus respectivos dueños por carecer este Ayuntamiento de toda clase de fondos para ello, mediante a hallarse dicha calle totalmente intransitable y los muchos peñascos que habia en ella y que de ningun modo podrán continuar en aquel estado de abandono, todo ello por disposicion de esta Corporacion Municipal y beneplácito de sus vecinos y en cumplimiento de las leyes Municipales. Y en atencion á que la referida Calle del Castillo que se compone de doce o catorce vecinos, se haya a la Orilla de un Tajo, por el cual se han esperimentado algunas desgracias en personas de ambos sexos rodando por él, se había hecho preciso que la mitad de dcha Calle que es donde se haya el Tajo se levantare una pared como de media vara con objeto de evitar estos males y tambien para la seguridad del empedrado y principalmente para impedir que las aguas e inmundicias que por dicha Calle vienen se introduzcan en la fuente publica que es el mayor objeto de este vecindario y de todas las personas que padecen enfermedad por la notoria virtudes de sus aguas. Dicha obra, como escede de 200 rs y es privativa del Ayuntamiento refleja asi se previene en el Capítulo... (sic)... costeándose unos con su trabajo personal, otros con su caballería y materiales y otros que carecen de estos requisitos, pero que estan en estado de poder contribuir con una cuota muy módica para ayudar al pago de los operarios y porque esta obra su utilidad redunda principalmente en aquellos vecinos que no tienen casi más entrada ni salida que por el expresado tajo  Sr. V.S. conoce los beneficios que reportan a un vecindario cuando un alcalde celoso coopera á las necesidades de ellos y cumple exactamente con sus sagradas obligaciones; pero jamas hara nada con personas que abrazados esclusivamente al egoismo, desechan los beneficios que pueden experimentar, y por este motivo aprecian el abandono y perjuicio de sus convecinos. Mas sin embargo, en cumplimiento de lo que V. S. se sirva prevenirme he suspendido dicha obra, hasta que hecho cargo de las poderosas razones que me asisten se digne autorizarme para concluirla, pues que de otro modo quedaría la espresada Calle en peor estado que antes tenía. Dios Guarde 26 Abril 1849.  Sr. Jefe  Civil”4

Ante tan incontestables razones la respuesta no tardó en llegar. Se autorizaba al Ayuntamiento para que continuase la obra del empedrado y levantamiento de las paredes del “tajo” que formaba la C/ El Castillo, aunque eso sí, con la colaboración voluntaria de los vecinos que se habían inscrito en dicha obra y, si el costo era superior a las previsiones, se justificaría el importe y sería costeado de la forma más conveniente, pero se anunciaba que se llevase a cabo de inmediato “tan útil pensamiento.”5

El Prado, hoy plaza de la Constitución marcaba el fin del pueblo por septentrión, salvo la Casería de Pardo, como ya hemos apuntado antes, que constituía un edificio aislado del núcleo. A partir de 1876 éste se empezó a ver incluido en el casco urbano al ir añadiéndosele casas a la prolongación de la calle Posadas y la posterior Cervantes que inició una nueva manzana. Don Diego Reina Corredero, era hornero y como empezó a fallarle la vista, dejó su trabajo con la intención de hacerse una casa a la izquierda de “Los Tableros”, dando inicio a la citada manzana de casas. D. Diego alegó que no supondría ningún obstáculo para el tránsito de carruajes, caballerías y ganados, en modo alguno obstruiría las corrientes de las aguas del derrame de la fuente que servían para el riego de las huertas, obligándose él mismo a mantener limpia la acequia que conducía las aguas para el riego, al tiempo que se daría un bello aspecto a la zona.6

Desde la fundación del pueblo, las calles adquirieron un nombre popular, dando origen al nomenclátor callejero que el Instituto Geográfico y Estadístico revisó en 1887 para tenerlo actualizado oficialmente, lo que explica la doble acepción de nombres a una calle en los distintos documentos manejados por estas fechas,7 y en momentos posteriores. He aquí el nomenclátor existente y denominación de las calles que nos ha llegado de 1913, al haber dividido el pueblo en tres secciones para adjudicar a cada una de ellas tres vocales asociados, que junto con el Ayuntamiento constituían la Junta Municipal. Pues bien, las tres secciones y las calles que le correspondían fueron:

 

1ª Sección.

Calle Ancha, Plaza de la Constitución, calle Mesones(hoy Juan Carlos I),  calle Posadas, (hoy Pepín Acuñas), calle La Iglesia (anteriormente Obispo Spínola, Médico Zambrana, Fábrica, Cuartel y Callejón de los Humildes) y acera izquierda de El Prado (que abarcaba desde la “fuente de la piedra” hasta los Tableros.

 

2ª Sección.

Plaza del Prado (espacio comprendido entre la prolongación hacia el este de Nuestra Señora de las Virtudes y Los Tableros, comprendiendo las casas de la acera derecha, donde se ubica actualmente el Mercado de Abastos, dirección norte), calle Castillo (antes Sanidad Militar), Callejón del Castillo (hoy Callejuela), Los Carros (hoy Nuestra Señora de las Virtudes), La Fuente y Solises.

 

3ª Sección.

Barrio Alto (hoy Pablo Picasso) Barrio Bajo (Actual Manuel de Falla), Peligro (actual Cervantes), Huertas (espacio comprendido entre Los Tableros y Las Higuerillas, hoy C/ La Roda de Andalucía), La Realenga y edificios rurales habitados (es decir los cortijos).8

        Al marcar las citadas calles sobre el callejero actual se aprecia como en un siglo el municipio ha triplicado sus dimensiones.

Coincidiendo con los distintos cambios políticos habidos en el país, el nomenclátor callejero se ha visto alterado igualmente. Entre estos cambios están los producidos con la llegada de II República, tras la salida de España de Alfonso XIII, el Alzamiento Nacional y, finalmente, con la llegada de la Democracia.

En el Acta correspondiente al 18 de junio de 1931 leemos:

“El prurito de variación de las nomenclaturas de las calles que acometiera a todos los Ayuntamientos del 23 a la fecha fue padecido también por el de Fuente de Piedra y fue un alcalde que no era hijo de este pueblo quien tuvo la desgraciada iniciativa de señalar las calles con nombres de personas que por no estar en nuestro corazón no han podido estar en nuestros labios ni en nuestras plumas: el pueblo, con certero instinto los rechazó y siguió designando las calles con sus nombres tradicionales. Desearía el concejal que suscribe que el nuevo Ayuntamiento elegido por el pueblo supiera interpretar dignamente los deseos de sus representados y sin afán de represalias y ahorrando nuevos razonamientos que le llevarían a atacar instituciones y personas, que han pagado con su desaparición y caída manifiestos errores, tiene el honor de proponer: 1º Que desaparezca la placa que da el nombre de Alfonso XIII a la antigua calle El Castillo, la que puede seguir designándose con este nombre. 2º Que se designe con el nombre de Plaza de la República la hoy llamada P. Primo de Rivera. 3º Que desaparezca el nombre de General Cano dado a la antigua calle de la Fuente y que se designe esta con el nombre benemérito de Médico Serrano, quien durante cerca de 40 años vivió en este pueblo la vida llena de trabajos y sacrificios del Médico Rural. 4º Que se designe con el nombre de Pablo Iglesias, apóstol de España de las reivindicaciones proletarias a la calle Cervantes y pase este nombre a sustituir el de la Duquesa de la Victoria que lleva el antiguo Barrio Bajo. 5º Que desaparezca la placa que da el nombre de Victoria Eugenia a la calle Barrio Alto, la cual puede seguir designándose con este nombre. 6º Que se respeten fijen y sean los restantes nombres del nomenclátor callejero. El concejal que suscribe no tiene criterio cerrado en las modificaciones expuestas y gustoso admite las observaciones de sus compañeros de Corporación sensatas y fundadas como siempre en el bien de nuestro pueblo. (Siguen firmas)”9

La comisión permanente acordó por unanimidad hacer suya la moción y dar cuenta al Ayuntamiento Pleno para su aprobación definitiva.10

Más tarde, el 5 de Febrero de 1937, las calles sufren un nuevo cambio con motivo del Alzamiento Nacional.

Los diferentes nombres que tuvieron las calles se presentan en la tabla siguiente, encabezando cada columna el período de tiempo que estuvieron vigentes. La cuarta columna corresponde a los cambios efectuados en plena Guerra Civil Española (5/2/1937).

La Democracia trajo nuevos aires y el callejero sufrió nueva variación quedando el 4/11/1988 oficialmente como figura en la última columna del cuadro.

Hemos creído oportuno hacer un recorrido histórico por las calles de Fuente de Piedra, observando los distintos cambios sufridos por sus títulos, de lo cual adelantamos que las imposiciones o alteraciones sufridas por el callejero no han surtieron efecto de forma total, permaneciendo tanto en “boca como en pluma” el sentir popular de los villafontenses, según hemos visto reflejado ya en una de las Actas Capitulares. Sentir que ha venido imponiéndose de un tiempo a esta parte, recuperándose para las calles más antiguas su nominación primitiva, la cual fue en su día alterada por motivos netamente políticos.11

El callejero existente en cada período se explica por sí solo; corrobóralo el régimen político vigente en cada momento. Pero hemos de puntualizar que al margen de nominaciones oficiales, algunas calles sólo eran conocidas por su nombre primigenio por adaptarse con más propiedad al sentir del pueblo, dada su raigambre.12

 

DENOMINACIÓN DE LAS CALLES DEL CASCO URBANO DE FUENTE DE PIEDRA Y PERÍODO DE TIEMPO EN QUE ESTUVIERON VIGENTES

           

Primitivo

Ant. II República

II República

Alzº Nacional

Años 70/80

Actualidad

Pza Prado

Primo de Rivera

República

Avda Gral Varela

Avda Gral Varela

Constitución

Castillo

Alfonso XIII

Castillo

Sanidad Militar

Sanidad Militar

Castillo

Fuente

General Cano

Médico Serrano

Médico Serrano

Médico Serrano

La Fuente

Peligro

Cervantes

Pablo Iglesias

Cervantes

Cervantes

Cervantes

Callejon Humildes

Fábrica

Obispo Spínola

Obispo Spínola

Médico Zambrana

La Iglesia

Barrio Bajo

Duq. Victoria

Cervantes

Calvo Sotelo

Calvo Sotelo

Manuel de Falla

Barrio Alto

Victª. Eugenia

Barrio Alto

Queipo de Llano

Queipo de Llano

Picasso

Castillo Tajo

Castillo Tajo

Castillo Tajo

Gral. Franco

Gral. Franco

Avda Andalucía.

Ancha

Ancha

Joaq. Fdez

R. Checa Palma

R. Checa Palma

Ancha

Mesones

Mesones

Mesones

F. Luque

F. Luque

J. Carlos I

Posada

Posada

Posada

Pardo Casasola

Pepín Acuñas

Pepín acuñas

Cam.de Campillos

Camino de Campillos

Los Barros

18 de Julio

18 de Julio

Campillos

Callejuela

R. Católicos

R. Católicos

R. Católicos

R. Católicos

Callejuela

Los Carros

N.S.Virtudes

N.S.Virtudes

N.S.Virtudes

N.S.Virtudes

N.S.Virtudes

Los Solises

Los Solises

Los Solises

A.Maura Mont.

A.Maura Mont

Los Solises

 

Marq Fte.Pdra

Marq. Fte.Pdra

Marq. Fte Pdra

Marq. Fte Piedra

Camino Estación

 

 

 

 

Av.Los Flamencos

Avda Srra. Yeguas

 

 

 

 

Jose Antonio

García Lroca

 

 

 

 

 

La Fuentecilla

 

 

 

 

 

Retamar

 

 

 

 

 

La Doga

 

 

 

 

Ctra. La Roda

C/ la Roda

 

 

 

 

Ctra. Alameda

C/ La Alameda

 

 

 

 

Ctra. Cebadero

C/ Antequera

 

 

 

 

Nueva

Mollina

 

 

 

 

Gpo. J. Antonio

Casas Nuevas

 

 

 

 

Pza G. J. Antonio

 Pza Blas Infante

 

Relación de calles numeradas según plano,

con indicación de sus nombres y evolución histórica.

 

Nº 1.- Ancha

 

Esta calle, una de las primeras del casco urbano, ha sido y aún es conocida popularmente con el nombre de C/ Ancha. Su nombre oficial fue C/ Campillos desde sus inicios hasta fecha posterior a 1925 en que pasó a ser llamada C/ Juan Fernández Pachón.13 Pervive con este nombre hasta el 5/2/1937 en que pasa a llamarse C/ Ramón Checa Palma.14

 

Evolución: C/ Campillos, Juan Fernández Pachón, Ramón Checa Palma, Ancha.

Nominación Popular: Calle Ancha.

 

Nº 2.- Plaza de la Constitución

 

Conocida desde sus orígenes como Plaza del Prado por tratarse de una zona húmeda,15 en su zona norte, en el lugar conocido como Los Tableros,16 fue utilizada una gran extensión de terreno como “era” para la saca de grano.

La denominación Prado aún pervive entre los más mayores. Es el verdadero corazón de Fuente de Piedra, motor de arranque a partir del cual se fue extendiendo el casco urbano en las cuatro direcciones.

En 1925 fue propuesto pasase a ser llamada Plaza de Colón, nombre que no llegó a ostentar al ser sustituido por el de Plaza de Primo de Rivera.

Con la llegada de la República en 1931 recibió su nombre: Plaza de la República, nombre que ondea hasta 1937 en que es sustituido por el de Avda. General Varela y en 1988 por el de Plaza de la Constitución.

Evolución: Plaza del Prado, de Colón, de Primo de Rivera, de La República. Avda. General Varela, Plaza de la Constitución.

Nominación popular: Plaza de El Prado.

 

Nº 3.- Juan Carlos I

 

En la primera mitad del siglo XIX, el segundo tramo de esta calle, comprendido entre la desaparecida Casería de los Marqueses de Fuente de Piedra y el templo parroquial quedó unido al primer tramo, que existía de antiguo, conocido como Calle Mesones, que desemboca en la Plaza del Prado. Prado. La ampliación eliminó la llamada Plaza de la Constitución, anteriormente C/ Mesones.

Para ese tramo fue propuesto en la segunda mitad del XIX el nombre de Romero Robledo pero no llegó a cuajar más que en el deseo, pues no aparece ningún escrito y si el de Francisco Luque17 nombre que mantiene hasta el último cambio, llamándose actualmente Juan Carlos I.

 

Evolución: Primer tramo: C/ Mesones, Plaza de la Constitución, C/ Romero Robledo (no materializado), Francisco Luque, Juan Carlos I.

 

Nº 4.- El Castillo

 

Conocida desde sus inicios como C/ El Castillo, en 1925 fue llamada Alfonso XIII. Recupera su anterior denominación en 1931 y finalmente, en 1937 recibe el de C/ Sanidad Militar, pasando a recuperar su antigua nominación C/ El Castillo con la llegada de la democracia

 

Evolución: C/ El Castillo, Alfonso XIII, El Castillo, Sanidad Militar y El Castillo

Nominación popular: Calle El Castillo

 

Nº 5.- La Iglesia

 

Al detallar en escrituras las fincas de la calle Ancha, cuyos patios van a dar a la actual calle La Iglesia, a ésta se le llama Callejón de los Humildes, nombre que no aparece en los archivos municipales. Su primer nombre conocido fue C/ Cuartel, pasando hacia 1925 a ser llamada C/ Fábrica,18 nombre que se mantiene hasta el 5/2/37 en que es sustituido por Obispo Spínola. En fecha no tardía (década de los ‘70) pasó a llamarse Médico Zambrana.19 Actualmente lleva el nombre popular: C/ La Iglesia.

 

Evolución: Callejón de los Humildes, C/ Cuartel, Fábrica, Obispo Spínola, Médico Zambrana y La Iglesia.

Nominación popular: Callejón de los Humildes (antiguo), Calle La Iglesia (actual).

 

Nº 6.- Pepín Acuñas

 

Paralela a la Plaza del Prado por su cara occidental, fue conocida y rotulada como C/ Posada hasta que en 1925 fuera sustituido por el de Pardo Casasola20 manteniéndose hasta los años ’70 que pasa a llamarse Pepín Acuñas.

 

Evolución: C/ Posada, Pardo Casasola, Pepín Acuñas.

Nominación popular: C/ La “Posá”.

 

Nº 7.- Nuestra Señora de las Virtudes

 

Su nombre inicial fue C/ Los Carros, pasando con el cambio sufrido en el callejero de 1925 a llamarse C/ Nuestra Señora de las Virtudes, nombre que ostenta en la actualidad. (Junto con C/ Los  Solises es la que menos cambios ha sufrido de las existentes en el callejero antiguo).

 

Evolución: C/ Carros, Nuestra Señora de las Virtudes.

 

Nº 8.- La Fuente

 

Paralela a la Plaza del Prado por oriente, fue conocida y rotulada como C/ La Fuente. Su nombre fue sustituido por el de General Cano en 1925, pasando a ser titulada el 18 de Junio de 1931 como Médico Serrano.21 Hoy ha vuelto a su nombre originario.

 

Evolución: C/ La Fuente, General Cano, Médico Serrano, La Fuente.

 

Nº 9.- García Lorca

 

Por no encontrarse aún construida la manzana formada por las calles Joaquín Navarro y José Antonio, este tramo formaba parte del Camino de Campillos (véase C/ Ancha).22 En 1937 pasa a ser llamada José Antonio, recibiendo finalmente el de García Lorca.

 

Evolución: Camino Campillos, José Antonio, García Lorca.

 

Nº 10.- Manuel de Falla

 

El conocido Barrio Bajo, prolongación de la popular C/ Los Solises en su zona norte, vio truncado su nombre por el de Duquesa de la Victoria, nombre asimilado en 1925 y ostentado hasta 1931 en que fue conocida como Cervantes. En 1937 paso a llamarse Calvo Sotelo y desde 1988 Manuel de Falla, englobando su prolongación a la que era conocida como C/  Joaquín Navarro.

 

Evolución: C/ Barrio Bajo, Duquesa de la Victoria, Cervantes, Calvo Sotelo, Manuel de Falla.

 

Nº 11.- Picasso.

 

Conocida popularmente como C/ “El Cuerno”, probablemente por su forma, su título oficial fue Barrio Alto. Recibió el de Victoria Eugenia en 1925 y de nuevo Barrio Alto en 1931. Finalmente, en 1937 pasa a ser llamada Queipo de Llano y desde 1988 Pablo Picasso.

 

Evolución: C/ Barrio Alto, Victoria Eugenia, Barrio Alto Queipo de Llano, Pablo Picasso.

Nominación popular: C/ “El Cuerno”.

 

Nº 12.- Los Solises

 

Conocida desde sus inicios como Los Solises,23 se mantiene en el tiempo hasta 1937 en que pasa a ser llamada Antonio Maura Montaner, para recuperar su nombre primitivo en 1988.

 

Evolución: C/ Solises, Antonio Maura Montaner, Solises.

Nominación popular: C/ Los Solises.

 

Nº 13.- Callejuela

 

Zona paralela oriental a C/ Ancha. En su primer tramo fue conocida como Callejón del Castillo, (por desembocar por el Norte con la C/ El Castillo). Por su extremo sur daba inicio a la C/ Los Solises. Su nombre fue respetado hasta 1925 en que pasó a nombrarse Reyes Católicos, perviviendo hasta 1988 en que se le designó con el popular que oficialmente, nunca había ostentado: Callejuela.

 

Evolución: C/ Callejón el Castillo, Reyes Católicos, Callejuela.

Nominación popular: Callejuela.

 

Nº 14.- Avda. de Andalucía

 

Lo que se inicia como un pequeño tramo conocido como Plaza de la Sota, al surgir la calle perpendicular a la anterior a ambos lados de la carretera que conducía a Sierra de Yeguas, impuso la creación de un nuevo nombre. Este fue C/ Conde del Castillo de Tajo24 (que absorbió la Plaza de la Sota). Desde 1925 en que fue nominada así se mantiene durante la II República y en 1937 es conocida como General Franco. Finalmente, en 1988 pasó a llamarse Avda. de Andalucía.

 

Evolución: Plaza de la Sota, Conde del Castillo de Tajo, General Franco y Avda. de Andalucía.

 

Nº 15.- Alameda

 

Conocida en sus orígenes como Carretera de Alameda, con la creciente construcción de viviendas pasó a llamarse C/ Alameda en 1988.

 

Evolución: Ctra. De Alameda, C/ Alameda.

 

Nº 16.- Antequera

 

La carretera nacional NA-334 Sevilla-Málaga, que atravesaba el pueblo fue anulada en 1959 mediante una circunvalación. Este tramo anulado, conocido como Ctra. de Antequera por llevar tal dirección, también fue conocido como Ctra. del Cebadero.

 

Su nombre, ya titulado por aglomeración de viviendas en dicha zona coincide con el popular Ctra. de Antequera, hoy C/ Antequera.

 

Evolución: Carretera de Antequera, C/ Antequera.

Nominación popular: Ctra. de Antequera y “El Cebadero”.

 

Nº 17.- Casas Nuevas

 

Las viviendas sociales construidas en la década de los 60 en la mayoría de los pueblos de España afectó igualmente a Fuente de Piedra (Casas Nuevas). Este conjunto fue llamado desde su construcción Grupo José Antonio, nombre que cambió a partir de 1988 en que pasó a ser coincidente con el de su nominación popular: Grupo  Casas Nuevas

 

Evolución: Grupo José Antonio, Grupo Casas Nuevas.

Nominación popular: Casas Nuevas.

 

Nº 18.- Campillos

 

Conocida con el nombre de C/ Los Barros, su constitución como calle es una de las más recientes. Probablemente las dificultades de su firme en tiempo de lluvia le dio este nombre. En 1937 pasó a ser llamada 18 de Julio y desde 1988 Campillos.

 

Evolución: C/ Los Barros, 18 de julio, Campillos.

 

Nº 19.- Nueva

 

En todos los documentos aparece con dicho nombre, sin sufrir cambio alguno. Su construcción es relativamente reciente.

 

Evolución: C/ Nueva.

 

Nº 20.- Juan XXIII

 

Construcción reciente y sin variación en su nombre.

 

Evolución: C/ Juan XXIII.

 

Nº 21.- La Fuentecilla

 

La zona llamada “fuentecilla la rana”, se ha visto urbanizada en los últimos tiempos y desde 1988 ostenta oficialmente el nombre de por el de Fuentecilla.

 

Evolución: Fuentecilla.

Nominación popular: “Fuentecilla la Rana”, La Fuentecilla.

 

Nº 22.- La Laguna

 

        Construcción relativamente reciente, principios del siglo XX y sin variación toponímica.

 

Evolución: C/ La Laguna.

 

Nº 23.- Sierra de Yeguas

 

Popularmente conocida como Ctra. Estación, recibió su nombre al aparecer grupos de casas a ambos lados de la misma. Se le nominó como Avda. de los Flamencos y en 1988 pasa a ser C/ Sierra de Yeguas.

 

Evolución: C/ Ctra. Estación. Avda. de los Flamencos, Sierra de Yeguas.

 

Nº 24.- Cervantes

 

El tramo que unía calle Pardo Casasola y Plaza del  Prado por su cara norte, hoy Cervantes, fue conocida como Peligro y nombrada Miguel de Cervantes en 1925. Con la llegada de la II República pasó a ser rotulada como Pablo Iglesias25 en 1931. Finalmente, en 1937 recuperó nuevamente el de Cervantes, que ostenta en la actualidad.

 

Evolución: C/ Peligro, Miguel de Cervantes, Pablo Iglesias, Cervantes.

 

Nº 25.- Manuel de Falla

 

Calle construida en fecha no tardía, carente de nombre hasta 1939 en que es bautizada como Joaquín Navarro.26 En 1988 es considerada prolongación de Manuel de Falla por lo que desaparece su nominación anterior.

 

 

Fragmento de “Historia Temática Villafontense

Capítulo.- SERVICIOS PÚBLICOS:

 Las Calles

Francisco Muñoz Hidalgo

(Obra en composición)

 

 

 

 

NOTAS

 

(1) Nombre que recibió por concentrarse en ella las posadas que daban asilo a los enfermos que venían a sanar sus enfermedades tomando el agua de la fuente de la piedra, desde mediados del siglo XVI a finales del XVIII.

(2) A.M.F.P. Doc. Sec. Año 1848 Doc. Nº 8

(3) Ibídem. Año 1849 Doc. Nº 271

(4) A.M.F.P. Doc. Sec. Año 1849 Doc. Nº 450

(5) A.M.F.P. Doc. Sec. Año 1849 Doc. Nº 449

(6) Ibídem Año 1876 doc. Nº 16

(7) Ibídem Año 1887 doc. Nº 376

(8) A. M.F.P. Acta de Sesiones. Año 1913. Sesión de 1 de Enero de 1913. fol. 95 vº.

(9) A.M.F.P. Acta Capitular de 18 Junio 1931.

(10) El Acta Capitular de 23 de Julio de 1931 recoge esta aprobación.

(11) Para reconstruir la historia del callejero han sido consultados diversos Documentos de Secretaría. Actas Capitulares y, cuando fue posible, se contrastó con el Padrón de Habitantes, completándose los vacíos existentes y obteniéndose un alto índice de fiabilidad para las nominaciones más antiguas que se prestaban a posible error o dificultaban conocer su nominación original.

(12) Queremos dejar bien sentado que no se ha pretendido en modo alguno justificar o tomar partido a favor de una u otra denominación o título, sólo, como decíamos más arriba, hacer historia, y preocupados en que las decisiones adoptadas –en la medida en que aquel trabajo pudo influir, pues fue solicitado al que esta historia escribe por el Sr. Alcalde para el último cambio habido-, respondan a un nomenclátor callejero más racional y acorde con el sentir de todos y cada uno de los villafontenses.

(13) D. Juan Fernández Pachón fue un rico hacendado del municipio que vivió en el siglo pasado. Su nombre aparece en algunos escritos como Interventor en las Elecciones a Concejales en 1893 y 1895 (bianuales). Fue Alcalde en varias ocasiones y según reza en Acta Capitular de 10/10/1925 es considerado como uno de los personajes “que velaron por el bienestar de todos los vecinos del pueblo...”. Falleció en 1901 y se encuentra enterrado junto a su esposa en el primer patio del cementerio, junto a la pared norte, en un mausoleo muy original

(14) Descendiente de los Marqueses de Fuente de Piedra. En lo que nuestras investigaciones alcanzan no hemos encontrado ningún hecho relevante que le hiciese merecedor de tal distinción. No ocurre así como el anteriormente citado y los posteriores que iremos tratando, los cuales, independientemente de la valoración personal que de cada uno de ellos podamos hacer, al menos ocuparon puestos de responsabilidad y los desarrollaron con mayor o menor fortuna.

(15)  Recuérdense los problemas y enfermedades ocasionados por las aguas estancadas de los que hemos dado debida en cuenta en el tema Las Epidemias.

(16) La explanada norte del Prado, recibe el nombre de Los Tableros por ser ahí donde se encontraban los tableros de la acequia que mediante su manipulación enviaba el agua de la fuente de la piedra, bien a las huertas ubicadas más arriba, bien al desagüe general que desemboca en el arroyo de Santillán, para terminar en La Laguna Salada.

(17) Francisco Luque, de profesión maestro nacional y militar, a su paso por Fuente de Piedra casó con la Marquesa del municipio. Según comentan nuestros mayores consiguió levantar de la crisis económica la hacienda de dichos marqueses.

(18) Se tiene por cierto que se llamaba popularmente calle Fábrica por encontrarse en ella desde principios del siglo XX la fábrica de la luz, aunque también hay quien dice que se debía a estar allí la fábrica de harina

(19) Médico rural que durante muchos años asistió al municipio. Sobre su comportamiento profesional existen las más variadas opiniones. No obstante, en Actas Capitulares se ve envuelto en algunas denuncias por no querer asistir a pacientes pobres, caso totalmente opuesto al de Médico Serrano.

(20) El apellido Casasola es uno de los que se tiene constancia más temprana como moradores de Fuente de Piedra. Correspondía a familia de ricos hacendados que representaron al municipio (entonces arrabal) ante el Consejo de Antequera, del que formaron parte, quedando constancia en múltiples Actas Capitulares del Archivo antequerano sus intervenciones a favor del pueblo, consiguiéndole algunos beneficios. Como ejemplo, sirva decir que intervino enérgicamente en la desecación y arreglo de la Fuente de la Piedra en la crisis de tercianas y cuartanas que se sufrió a finales del XVIII y principios del XIX.

(21) Según Acta Capitular data el 18/6/1931, se concedió dicho nombre a esa calle a “quien durante cerca de 40 años vivió en este pueblo la vida llena de trabajo y sacrificios del médico rural.”Sobre Médico Serrano puede verse el tema que lleva su nombre en el bloque Personajes con Historia.

(22) En Acta Capitular de 5/2/37 leemos se sustituyan algunas (calles) de ellas por los nombres siguientes ...(sic)... Campillos por J. Antonio Primo de Rivera...”

(23) En unos legajos que se conservan en el Archivo Histórico Municipal de Antequera bajo el título “Moradores en la Población de Fuente de Piedra”, según aparece del tomo 4º del Catastro de la Ciudad de Antequera al folio 2.653, que tuvo principio en el año 1770 (Catastro más antiguo que se conserva, o del que tenemos referencia), leemos que Juan Solís es poseedor de múltiples tierras y varias casas dentro de la población. Estas casas son relacionadas y referenciadas según su situación y nombre de los propietarios colindantes. En el plano municipal de esa fecha aparece dicha calle resultando que el 60% de las viviendas existentes son propiedad de Juan Solís. Este debió ser el motivo que indujo a denominar la calle con dicho nombre.

(24) El Conde del Castillo de Tajo fue un rico hacendado de la población que junto con Casasola defendió los intereses del entonces arrabal de Fuente de Piedra ante el Consejo antequerano, del que dependía. Tuvieron en el pueblo su casa solariega, o palacete. No obstante, su casa y armas estuvieron siempre en Antequera.

(25) En Acta Capitular de 18/6/1931 leemos: “que se designe con el nombre de Pablo Iglesias, apóstol de España de las reivindicaciones proletarias a la C/ Cervantes y pase este nombre (Cervantes) a sustituir el de la Duquesa de la Victoria que lleva el antiguo Barrio Bajo.”

(26) Joaquín Navarro fue un rico hacendado del municipio. En Actas Capitulares aparece firmando como concejal del Ayuntamiento desde 1921 a 1923. En 1939, el 5 de julio, queda constancia de la manifestación del Sr. Alcalde-Presidente en estos términos: “El Sr. Alcalde-Presidente manifiesta: que existe en esta villa una calle que une a la de Calvo Sotelo con la Ctra. De Alameda, que aún no tiene nombre y que en atención a que dicha vía fue donada gratuitamente (?) al pueblo por el vecino de esta D. Joaquín Navarro Montero, considera de justicia poner su nombre a dicha calle para que perpetúe el recuerdo de dicha donación. Votos a favor todos (literal según acta) en contra 1, el del interesado.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© generacion-ranos54-55.com