Ranos 54-55
Ranos 54-55

FUENTE DE PIEDRA

Arquitectura Civil

5

LA VIVIENDA

El tipo de vivienda, aunque reformada y readaptada, es la popular y rural del siglo XVIII, común en la comarca, respondiendo con acierto a las necesidades socio-económica y a las singularidades climáticas del área geográfica.

Predomina la construcción de dos plantas. Hasta hace pocos años, las viviendas solían tener dos accesos: la puerta más lujosa, ubicada en la fachada principal, que comunicaba con la vivienda propiamente dicha y en la cara posterior del edificio, el postigo o portón que permitía acceder directamente al patio, patios o corralón situados en el segundo núcleo de la casa. Aún perdura esta costumbre en la que a veces tanto el acceso principal como el postigo o portón se encuentran en la fachada principal.

El alzado de ésta tiene generalmente cierros bajos exentos de celosía y balcones con herrajes similares de forja o cuadradillo. La rejería es la característica de la región. Cada barra adopta una o varias filigranas que se complementan en conjunto dando una agradable vistosidad.

El inmueble más tradicional y popular presenta en fachada encalada cierro o ventana en bajo y pequeñas ventanas con reja en planta segunda. Junto a éstas, otro hueco, exento de reja y asimétrico, la piquera, servía para introducir la paja que era acopiada tras terminar la siega. Paja que era transportada a lomo de caballería, carro o galera, a la caída de la tarde o durante la noche. La evolución agrícola ha hecho desaparecer este tipo de construcciones, aunque aún es posible ver algunas de ellas.

En la construcción de viviendas –generalmente planta de doble crujía-, la piedra tosca (una acumulación de carbonato cálcico) fue utilizada para los muros básicos. Igualmente se empleó el adobe para levantar los muros maestros. Aún son observables bloques de este material al quedar al descubierto en algunas viviendas cuando se procede a su reforma o derribo.

La cantera utilizada para extraer la piedra se encuentra en la parte posterior de la desaparecida fuente, cuya veta aflora violentamente a la superficie en dirección a la calle El Castillo. Los edificios construidos en el siglo XVI fueron, en parte,  levantados con este material según cuentan las crónicas de varios autores. Por otra parte, los restos de un palacio y un teatro antequeranos que se conservaban en perfecto estado fueron usados como cantera tanto para construir el Convento de San Juan de Dios (Antequera) como el naciente pueblo en 1547.

Generalmente las casas son espaciosas, quedando situado el cuerpo de casa o salón de estar o familiar en el segundo cuerpo. Muy significativa es la cocina, amplia pieza con chimenea de campana que servía igualmente de comedor. A través de ésta se tenía acceso a las dependencias de labor, patio o cuadra, costumbre que aún perdura.

 

 

Fragmento de “Historia Temática Villafontense”

Capítulo: ARQUITECTURA CIVIL: 

La Vivienda

por Francisco Muñoz Hidalgo

(Obra en composición)

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© generacion-ranos54-55.com