Ranos 54-55
Ranos 54-55

FUENTE DE PIEDRA

 

Lugares con Historia

14

LA COMANDANCIA

DE RESGUARDO DE LA SAL 

Desde la Comandancia de Resguardo de la Sal, durante el siglo XIX se controlaba y vigilaba la extracción de bienes estancos (sal) y la venta de los mismos: (sal y tabaco).

El edificio que ocupó el Resguardo se situaba en la actual calle Ancha Nº 1  y desde allí, el comandante de Resguardo, asistido por un número variable de soldados1 que giraba en torno a 30, se organizaba para hacer las rondas y evitar los asaltos y el robo de la sal; bien estancado que se controlaba también desde el mismo edificio donde se ubicaba el puesto de atención para el tratamiento y venta de la sal, a cuyo frente había un estanquero.

La Comandancia de Resguardo de la Sal existió desde que en 1711 La Laguna pasara de bien de propios de Antequera a la Corona y se mantuvo hasta que pasó a manos privadas en 1870.

Y así fue como el 4 de Julio de 1870, la Comandancia de Resguardo de la Sal terminaba su cometido en La Laguna Salada de Fuente de Piedra. Ese día se hizo entrega al alcalde del Inventario y los bienes con los que contaba. El edificio se mantuvo como estanco un breve espacio de tiempo para, tras quedar franco, ser finalmente vendido. Pasó a ser una taberna hasta que finalmente, a mediados del siglo XX lo compra la Caja de Ahorros de Antequera que instaló la primera y única entidad bancaria del municipio desde que se asentara allá por los años cuarenta, hasta finales del siglo XX en que llegó la competencia.

En la década de los noventa se fusionó con la Caja de Ronda, trasladándose a la que fuera Casa Panera.

 

 

 

 

 

Fragmento de “Historia Temática Villafontense”

Capítulo.- LUGARES CON HISTORIA:

La Comandancia de Resguardo de la Sal

Francisco Muñoz Hidalgo

(Obra en composición)

 

 

 

 

(1) El número de soldados variaba en función de la estación del año, aumentando generalmente en verano cuando la evaporación hacía precipitarse la sal en el vaso y los asaltos a La laguna eran muy frecuentes y disminuyendo cuando las lluvias llenaban el recipiente y el peligro de robo se alejaba.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© generacion-ranos54-55.com